Los Beneficios de la I+D+i

Los beneficios que presenta la I+D+I en las empresas son evidentes. Cómo muestra, basta con fijarse en algunas de las principales conclusiones extraídas del informe “Impacto de la I+D+I en el sector productivo español” elaborado por el Departamento de Estudios de Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en Marzo de 2009, conclusiones que relacionan la actividad en I+D+I de las empresas con los resultados tecnológicos y económicos obtenidos por las mismas. A continuación se presentan algunas de las conclusiones mencionadas:

  • La probabilidad de lograr innovaciones de producto habiendo realizado gasto de I+D+I el año anterior se incrementa en un 56% cuando la empresa opera en sectores manufactureros y en un 46% cuando pertenece al sector servicios. Para las innovaciones de proceso estos porcentajes son del 55% y el 54% respectivamente.
  • Los resultados económicos medidos a través de las ventas y el margen bruto de explotación son mejores para las empresas innovadoras. Las diferencias entre innovar y no innovar son más acentuadas en el colectivo de las PYME que en las grandes compañías En concreto, la diferencia en las tasas de variación de las ventas es de ocho puntos porcentuales para las PYME y de tan sólo un punto para las grandes.
  • Buena parte del comportamiento positivo de las ventas está relacionado directamente con la introducción de innovaciones en el mercado. En las PYME, el 30% de su facturación proviene de nuevos productos y en las grandes el 21%. Se observa un mayor dinamismo en los sectores de tecnología madura, ya que estos porcentajes se elevan al 32% y al 28%, respectivamente.
  • El grado de presencia en mercados internacionales es mayor en todos los sectores económicos si la empresa realiza gasto en I+D+I. Se observa que los colectivos que aprovechan mejor su actividad innovadora para consolidar sus ventajas competitivas en el exterior son las PYME de servicios y las empresas grandes manufactureras.
  • Las PYME innovadoras han creado empleo a una tasa media anual del 3% durante 2005 y 2006, mientras que la tasa de crecimiento fue de -6% para las empresas que no realizaron gasto en innovación.
  • En general, se observa que las empresas con gasto en innovación son más productivas que las que no lo hacen y estas diferencias de productividad son más acentuadas en las grandes que en las PYME.
  • Por lo común, se observa que una de cada dos empresas que hace gasto en innovación experimenta mejoras relacionadas con la ampliación de la gama de productos y servicios y con la mejora de la calidad. De hecho, la probabilidad de obtener estos dos tipos de mejoras se incrementa en un 14% cuando se realizó gasto en I+D+I el año anterior.
  • La proporción baja a una de cada tres empresas, aproximadamente, cuando nos referimos a mejoras en los procesos de producción, tales como el incremento de la flexibilidad o el aumento de la capacidad productiva. De la misma manera, la probabilidad de introducir estas mejoras es menor que las anteriores, concretamente un 8% y un 5% para cada una de ellas.
  • Además, por término medio, el 18% de las PYME y el 20% de las grandes empresas consideran que su actividad innovadora favorece la introducción de mejoras relacionadas con el impacto medioambiental. Algo más alta es la frecuencia con la que las empresas introducen mejoras relacionadas con el cumplimiento de la normativa vigente